silentlambs - It's time to protect children. It's time to stop being a silent lamb.
Home Assistance Personal Experiences Education Press Donate/Become a SL Member Sitemap silentlambs Store
Search

http://www.silentlambs.org/Denmarkboeenglish.htm

Traducido Por David García 

 

Testigos de Jehová 
Oficina Sucursal de Dinamarca  

15 de mayo de 2003 
SA/SB

A TODOS LOS CUERPOS DE ANCIANOS 
Relacionado a: trato con imputaciones de abuso sexual de menores 

Estimados Hermanos, 

A través de muchos años ha sido el procedimiento normal que los ancianos inmediatamente contacten la Oficina de la Sucursal cuando surja un caso de abuso sexual de un menor. De esta manera nos aseguramos que siempre se sigan las pautas correctas en éstos casos que relativamente son raros. Nosotros continuaremos siguiendo este procedimiento.  

 

El abuso sexual de menores es una perversidad ultrajante y todas tales imputaciones deben tomarse en serio. Los resultados de tales abusos son de largo alcance. Muchas víctimas nunca se recuperarán completamente hasta que Jehová haga todas las cosas nuevas en el nuevo mundo. La Atalaya da una explicación clara de nuestro punto de vista – una persona que abusa de un menor es un violador y será visto como tal. Todos los que han sido víctimas de abuso sexual siendo menores tienen el derecho de acusar al abusador – La Atalaya del 1º de noviembre de 1995, páginas 25 – 27. 

 

Aunque muy pocas congregaciones alguna vez experimentarán tales casos el Comité de la Oficina de la Sucursal ha decidido que todos los ancianos deben estar familiarizados con el plan de acción a seguir que el Comité de Servicio utiliza cuando ellos dan guías en tales casos. Es nuestra esperanza que la franqueza sobre tales serios problemas obrará para prevenir el abuso de menores y para darle a ustedes la habilidad de poder brindar la ayuda correcta cuando esto suceda. Al mismo tiempo tomamos la oportunidad para enfatizar que este abuso tan serio no debe tomarse ligeramente. El plan de acción consiste de seis partes: 1. Prevención. 2. Ayuda a las víctimas. 3. Cooperación con las autoridades. 4. Responsabilidades de la congregación. 5. Ayuda para aquellos con  “recuerdos reprimidos”.  6. Relación con los medios de comunicación.

 

1. PREVENCIÓN 

 

A. Cuando sea posible los padres deben animarse a repasar la información en la revista ¡Despertad!, del 8 de octubre de 1993. Esta contiene muchos buenos artículos bajo el título: “¿Cómo Podemos Proteger a Nuestros Hijos?”

 

B. En la mayoría de los casos de abuso sexual de un menor el abusador es un miembro familiar o un buen amigo de la familia. Por consiguiente, los ancianos deben estar particularmente alertas en su cuidado diario de la congregación por si ellos notasen una conducta entre los niños o adultos que diera indicación de abuso – vea el artículo, “Adopte medidas preventivas en el hogar” en la antedicha revista ¡Despertad!.

 

C. Muchos pedófilos encuentran sus víctimas a través del Internet. En la edición del 22 de julio de 1997 de la revista ¡Despertad!, páginas 10-13 contienen advertencias y buenas guía para los padres.

 

D. Cuidadosamente siga la guía que no debe dejarse solo a un pedófilo conocido con hijos de otras personas, no deben salir solos al servicio y no deben ocupar posiciones de responsabilidad en la congregación. 

 

E. Los ancianos deben estar alerta por si alguien que asiste a las reuniones en la congregación muestra un interés impropio en los niños, y que ellos mismos deben ser buenos ejemplos actuando recíprocamente con los niños en toda pureza. 

 

A todos los Cuerpos de Ancianos  
15 de mayo de 2003  
Página 2 

 

2. AYUDA A LAS VÍCTIMAS 

A. En caso de un abuso debe inmediatamente tomarse los pasos para proteger al niño contra abusos adicionales. Los padres, la víctima o los ancianos inmediatamente deben hacer contacto con el médico y/o las Autoridades Sociales. 

 

B. Refiérase los padres al encasillado “Si su hijo es víctima de abuso deshonesto” en la página 9 en la mencionada arriba edición de la revista ¡Despertad! del 8 de octubre de 1993.

 

C. Los ancianos no deben interrogar al niño para averiguar qué ha sucedido. Esto es algo que corresponde a los padres en colaboración con los médicos o las autoridades. 

 

D. Si un testigo adulto quiere hablar con los ancianos sobre un abuso que él haya sufrido como niño, los ancianos por supuesto le ofrecerán ayuda espiritual y compasión. La edición de la revista ¡Despertad! del 8 de octubre de 1991 ofrece varios artículos bajo el tema “El trauma que produce el abuso de menores” y “Tiempo de Sanar” éstos pueden ser de gran ayuda cuando se da el cuidado. 

 

3. LA COOPERACIÓN CON LAS AUTORIDADES 

 

A. Como ancianos es su deber para ofrecer ayuda devota y espiritual a los miembros de la congregación de los Testigos de Jehová. Cualquier información que usted obtenga durante la ejecución de sus deberes es considerada confidencial y usted está bajo la obligación de nunca revelarla. Usted nunca debe hacer ninguna declaración a la prensa, ni a personas ajenas no involucradas. 

 

B. Según la Ley de Servicio Sociales en el párrafo 35 y 36, todos los ciudadanos dinamarqueses tienen el deber de informar a las autoridades Sociales en su municipalidad si ellos saben algo sobre o sospechan de un abuso de menores. 

 

Párrafo 35: Cualquiera en la ejecución de su deber oficial u ocupación informará a las autoridades municipales. Si ellos llevando a cabo sus deberes diarios llegan a su conocimiento las circunstancias que involucran niños menores de dieciocho años de edad, lo cual indica que el niño tiene necesidades especiales para apoyarle.

 

Párrafo 36: Los individuos… que tengan conocimiento de que un niño menor de 18 años está sujeto al abandono o al maltrato de sus padres tienen el deber de informarlo a las autoridades municipales.

 

C. Por consiguiente, a los padres deben animársele para que acudan al médico o las autoridades sociales municipales. Nunca desanime a nadie de informar a las autoridades. Si los padres, ó las víctimas informan el abuso, los ancianos también considerarán si ellos deben acudir a las autoridades de acuerdo con la Ley de Servicios Sociales. 

 

D. Si el abuso es investigado que los ancianos cooperarán con las Autoridades Sociales así como con la policía. 

 

 

4. RESPONSABILIDADES DE LA CONGREGACIÓN 

 

A.  El abuso sexual de menores es un pecado serio que puede llevar a la expulsión de las congregaciones de los Testigos de Jehová. Cualquier alegación debe tomarse en serio y ser investigada  por lo menos por dos ancianos.

 

B. Si el acusado admite el abuso a él debe despojársele inmediatamente de cualquier obligación en la congregación. Subsecuentemente debe formarse un Comité Judicial quien decidirá si al pederasta debe expulsársele de la congregación.

 

Si por circunstancias extraordinarias al pederasta no se le expulsa debe hacerle en la congregación una reprobación disciplinaria pública para que las familias con niños puedan estar prevenidas.

 

A todos los Cuerpos de Ancianos  
15 de mayo de 2003  
Página  3

Ya sea si al pederasta se le expulsa o no, él será tratado correctamente. Los ancianos lo animarán a él, y si es posible le conseguirán ayuda de un tratamiento profesional y apoyo. 

 

C. Si el acusado ante los dos ancianos niega la imputación y es su palabra contra la otra, entonces, ningún comité judicial se formará.  La Biblia demanda que deben haber dos o tres testigos para que una decisión sea hecha.  Por la naturaleza de estos casos hay raramente algún testigo.  Por consiguiente, los ancianos pueden intervenir sólo si hay evidencia circunstancial muy buena o si hay otro testigo ocular que pueda testificar sobre el abuso. Pero si no, ellos tendrán que dejar el asunto en las manos de Jehová. (1ª Timoteo  5: 19, 24, 25)

 

D. Los ancianos que manejan tales casos se involucrarán sólo con abusos en relación con nuestras congregaciones. Por consiguiente, puede llevarse a cabo paralelo con la investigación de las autoridades. La víctima puede ir de inmediato al médico o a las autoridades sociales; ellos no tienen que esperar por la decisión de los ancianos.  Aunque no haya ningún caso para una acción judicial los ancianos deben animar a considerar a la víctima o sus familiares informarlo a las autoridades sociales.

 

5. Ayuda para aquellos con  “recuerdos reprimidos”. 

 

A. Seguir cuidadosamente las pautas en la edición de la revista La Atalaya del 1º de noviembre de 1995 del artículo del “Consuelo para los que tienen un ‘espíritu herido’.” (páginas 25-29)  

 

B. Los recuerdos reprimidos se experimentan como algo muy real. Aquellos que son perturbados con tales recuerdos necesitan comprensión y cuidado. Éstos son recuerdos que se han olvidado por muchos años y entonces se han recuperado por tratamiento terapéutico que se ha llevado a cabo ya sea por un psicólogo profesional o por un autodidáctico  psicoterapeuta. 

 

C. Porque hay muchas dudas acerca de la autenticidad de tales vueltos recuerdos reprimidos estos no pueden ser incluidos como una prueba de abuso si estos no se pueden verificar a través de otras circunstancias..

 

D. Si no hay ninguna confesión del acusado, los ancianos no levantarán ningún caso para tener una acción judicial sobre la base de unos “recuerdos reprimidos”. Ellos lo verán como un caso dónde es la “palabra de uno contra el otro”.

6. RELACIÓN CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN 

A. Legítimamente el abuso sexual de menores está en el ojo de los medios de comunicación.  Si alguien en su congregación es acusado, los ancianos deben nombrar un portavoz que pueda responder a los medios de comunicación si estos se le aproximan. 

 

B. La respuesta que se debe dar es: “Nosotros nunca damos información sobre casos específicos ni sobre casos que están bajo investigación. En general puedo informarles que las autoridades sociales están informadas y depende de ellos investigar más allá.”   Este plan de acción claro no cubrirá todas las eventualidades pero esperamos que será de ayuda si tales problemas ocurriesen o si los publicadores les preguntan cómo es que nosotros tratamos con tales asuntos.

 

Aparte de esos artículos referidos, buenos consejos se han ofrecido a través de cartas a los cuerpos de ancianos y por la Escuela del Ministerio del Reino, nuestros métodos y procedimientos se ajustará y gradualmente se renovarán según surjan las necesidades, le animamos a que se mantengan informados sobre cualquier guía futura.

 

También queremos recomendar la carpeta adjuntada que se publica por Salven los Niños. Contiene instrucciones condensadas que están en armonía con lo que está escrito en nuestras publicaciones y en las cartas de la Oficina de la Sucursal. Debe ser útil para ustedes y los padres que podrían necesitar repasar este material.

 

A todos los Cuerpos de Ancianos  
15 de mayo de 2003  
Página  4

 

Sería muy bueno tener un archivo especial permanente en la congregación dónde ustedes puedan coleccionar cartas y otros materiales sobre abuso sexual de menores para que puedan encontrar rápidamente la información necesaria.  Una fotocopia o una copia impresa en la Biblioteca de la Watchtower de la revista ¡Despertad! del 8 de octubre de 1993, el artículo también debe añadirse al archivo.

 

Esta carta puede circularse entre los ancianos pero no puede copiarse.  En la próxima visita por el superintendente de circuito deben repasar los puntos principales en una reunión con los ancianos.

 

Con lo expresado deseo que hayamos podido ayudar a los nuestros y a otros niños también,  así como guardar nuestra congregación cristiana moralmente limpia para que el espíritu de Dios pueda trabajar libremente, les enviamos nuestro amor y saludos.

                                                                                                                                                                                

Sus Hermanos, 

Los Testigos de Jehová 

 

Oficina Sucursal de Dinamarca  

                                                                                                                                                                            

(comentarios enviados al periódico sobre el plan de acción) 

 

Plan de Acción  

Durante muchos años, hemos tenido un plan de acción en la oficina de la sucursal que hemos usado como guía cuando acusaciones de abuso sexual de menores han ocurrido.  

 

Hemos estado conscientes que deben informarse tales casos. Por consiguiente, hemos animado los padres y víctimas que personalmente lo informen a las autoridades sociales.  Hasta donde sabemos todos los casos de abuso sexual de menores se han informado a las autoridades desde que la Ley fue implementada.

 

Aunque ha habido relativamente pocos casos hemos escogido, debido a la publicidad, informarle a todos los ancianos sobre los principios que seguimos cuando damos directrices en esta área. Esto fue hecho con el plan de acción del 15 de mayo de 2003.  

 

En el plan de acción nosotros citamos la Ley de servicios sociales y animamos que los ancianos a su vez animaran a los padres y a las víctimas a informarlo personalmente a las autoridades sociales.

 

La expresión “considera” subraya que los ancianos deben tener bien en cuenta la materia, por si la situación surgiera donde los padres y/o víctima no desearan informar el asunto.   

 

Les recordamos al mismo tiempo sobre su deber bajo la Ley de servicios sociales

 

Después de conferir con nuestras oficinas principales en Brooklyn, Nueva York nos dimos cuenta que esto pudiera malentenderse. Por eso el plan de acción fue retirado inmediatamente y se reemplazó el 20 de octubre de 2003 por el plan de acción ajuntado, que inequívocamente les dice a los ancianos que informen todas las acusaciones a las autoridades.

 

También en el futuro ajustaremos nuestro plan de acción si se trae a nuestra atención cualquier área que necesitase comprimirse. 

Erik Joergensen
Testigos de Jehová  
Servicio de información  

 

 

(20 de octubre de 2003 carta a los ancianos sobre revisar el plan de acción) 

 

 

CÓMO PROTEGEMOS A LOS NIÑOS CONTRA EL ABUSO SEXUAL  

Plan de acción  

Encontramos que es abominable el abuso sexual de menores. Esta actitud está en armonía con lo que encontramos en Romanos 12: 9.  Si hay un sólo caso de abuso sexual de menores uno sería demasiado. Durante muchos años nuestras revistas la Atalaya y ¡Despertad! han publicado artículos con el propósito de informar a nuestras congregaciones y aquellos de afuera cuán importante y esencial es proteger a los niños contra el abuso sexual.

 

Nosotros entre otros, tenemos artículos como, “Aborrezcamos lo que es inicuo” La Atalaya del 1º de enero de 1997, y “Ayuda para las Víctimas del Incesto” La Atalaya del 1º de diciembre de 1991. En la revista ¡Despertad!  tenemos artículos como, “¡Sus Hijos Están en Peligro!” , “¿Cómo Podemos Proteger a Nuestros Hijos?” y “Adopte medidas preventivas en el hogar” (todos ellos están en la edición del 8 de octubre de 1993).  También el artículo: “El abuso sexual de menores... pesadilla de toda madre” y otros artículos en la edición del 22 de enero de 1985 de la revista ¡Despertad!.

 

CUANDO ACUSACIONES DE ABUSO SEXUAL DE MENORES SE INVESTIGAN

 

Cuando se acusa a un Testigo de Jehová de cometer abuso sexual contra un menor, se espera que los ancianos en la congregación local investiguen el asunto. Dos ancianos primero se reunirán con el acusador y luego con el acusado, para escuchar lo que tienen que decir. Si el acusado niega tener alguna culpa los dos ancianos pueden sostener una nueva reunión donde el acusado y el acusador estén presentes, para que ambas partes puedan presentar su caso en presencia de los ancianos.

 

Si el acusado durante esta reunión todavía reclama ser inocente y no hay nadie mas que pueda corroborar algún abuso los ancianos no podrán intervenir en nombre de la congregación. ¿Por qué no? Como una comunidad cristiana tenemos que conformarnos a las instrucciones de la Biblia. Leemos: “Ningún testigo solo debe levantarse contra un hombre respecto a cualquier error o cualquier pecado, en el caso de cualquier pecado que él cometa. Por boca de dos testigos o por boca de tres testigos debe quedar establecido el asunto.”  (Deuteronomio 19:15)  Este principio después fue confirmado por Jesús en Mateo 18: 15 -17.  Pero si dos personas pueden confirmar el incidente de este mismo abuso por separado, el testimonio de esos dos testigos puede verse como suficiente para la congregación poder tomar acción.

 

Cuando una persona es confrontada con una imputación de abuso sexual de un menor y él confiesa el abuso los ancianos intervendrán en nombre de la congregación. Y si él no se arrepiente y cambia su forma de ser él ya no puede ser parte de la congregación. Y aun cuando él se arrepienta —y se sienta destruido y estuviese firmemente determinado que lo que ha sucedido nunca se repetirá— todavía se hará como se declara en la revista La Atalaya del 1º de enero de 1997 en la página 29:  “Para la protección de nuestros hijos, un hombre que haya abusado de menores no llena los requisitos para ocupar una posición de responsabilidad en la congregación. Además, no puede ser precursor (un Testigo de Jehová publicador con dedicación exclusiva) ni participar en ningún otro aspecto del servicio especial de tiempo completo.”  Él no calificará debido a los requisitos Bíblicos. (1ª Timoteo 3: 2, 7-10)  Tomamos esta posición consistente porque es importante para nosotros estar en armonía con las altas normas morales de la Biblia protegiendo a nuestros niños.  Esperamos que todos en nuestra organización mantengan las mismas normas, a saber, que ellos deben permanecer limpios físicamente, mentalmente, moralmente y espiritualmente. — 2ª Corintios 7: 1; Efesios  4: 17-19; Tesalonicenses  2: 4.

 

INFORMAR ACUSACIONES DE ABUSO SEXUAL DE MENORES

 

Aún en casos dónde los ancianos no puedan intervenir en nombre de la congregación, ellos deben informar la acusación a la oficina de la sucursal de los Testigos de Jehová de su país particular si se permite por las leyes locales. Aparte de informar la acusación a la oficina de la sucursal de los Testigos de Jehová los ancianos deben seguir las Leyes de su país cuando requiera que tales ofensas deban informarse a las autoridades, aunque no haya ninguna confesión y la acusación no se haya corroborado por otro testigo.  También podría darse el caso que la víctima desee acudir directamente a las autoridades, y eso naturalmente está totalmente dentro de los derechos de las personas involucradas.  

 

Nuestros procedimientos en conexión con el abuso sexual con el tiempo han mejorado. Durante muchos años nos hemos dado cuenta de algunos puntos que podríamos comprimir y no hemos dudado hacerlo.  Asimismo continuamos haciéndolo. No reclamaremos que nuestro plan de acción sea perfecto. Ninguna organización humana es perfecta. Pero tenemos la confianza que nuestra actitud y procedimientos en conexión con el abuso sexual de menores es clara, consistente y bíblica. Si se establece que uno, no importa quién sea, tiene una posición de responsabilidad, y comete abuso sexual de un menor, la persona en cuestión debe ser removida inmediatamente de su posición. Y no podemos deliberadamente permitir que él vuelva otra vez a su posición o alguna otra ni ser nombrado de nuevo después de una eventual removida.

 

La Biblia nos enseña que es posible para un transgresor sentirse, cambiar y “que se arrepintieran y volvieran a Dios, e hicieran obras propias del arrepentimiento.”  (Hechos 26: 20)   Nosotros aceptamos eso, pero para nosotros la seguridad de nuestros niños viene primero. Es algo que lo tomamos muy en serio.  

 

Holbaek, October 20. 2003          

 

 

 

 

 


Home | Assistance | Personal Experiences | Education | Press | Donations/Membership | Merchandise
Guestbook | Courage Awards | Newsletter | Contact Us | Affiliates | Sitemap
Copyright © 2003 by silentlambs.org. All rights reserved.